IMITATION OF LIFE 2

LA CAÍDA DE SARAH JANE

Sarah Jane no olvida que ha nacido para ser herida tal y como lo expone su propia madre en un fragmento de la película, tampoco olvida que Jesucristo es blanco como lo es ella. El estigma de lo negro y lo blanco siempre está presente en la vida de una mujer con cuerpo deseable y que Douglas Sirk le da su merecido por blasfemar sobre la concepción moral de la distinción social

Sarah Jane desea ver a su novio, Douglas Sirk opta por vestirla de amarillo que según Goethe es un color alegre y placentero al igual que las florecillas que decoran su vestimenta son anaranjadas, que según Goethe[1] el anaranjado encarna el principio de calor y a el se opone el azul o color frío por excelencia.

Hace relieve a que el color amarillo tiene un lado activo cuyas características son: el efecto, la luz, claridad, fuerza, potencia, calor, proximidad y que gana en energía combinado con el negro.

¿Qué podríamos inferir respecto a lo que Goethe nos dice, sobre su valoración de los colores?

Desde nuestra perspectiva podríamos decir que Sarah Jane es sólo exteriormente blanca y negra por dentro, es decir; como dijo Douglas Sirk: el espejo es el contrario de lo que vemos; Sarah Jane no puede ser blanca sin ser negra.

La simbología del color negro, nos atribuye lo siguiente:

La imagen del hombre negro alude siempre a la parte inferior humana, al magma pasional. Este hecho psicológico, comprobado en su empirismo por los analistas, tiene un paralelo – u origen – en la doctrina simbólica tradicional, para lo cual las razas negras son hijas de las tinieblas, mientras que el hombre blanco es hijo del sol o de la montaña blanca polar. Naturalmente puede tratarse de una mujer negra, la que posee el mismo sentido de inferioridad que en el caso del hombre negro.[2]

Fotograma 6. Sarah Jane vestida de amarillo antes de ir a ver a su novio. Lora quiere que le ayude a servir a Annie algunos aperitivos. Sarah Jane le comenta a Lora que no puede porque tiene una cita.

Fotograma 7. Sarah Jane se disculpa con su madre por haber fingido hablar como “negra” frente a Lora y sus invitados.

 EL BAILE DE SARAH JANE

Sarah Jane entra del lado derecho de la composición, yendo de derecha a izquierda como si entrase a un escenario, al igual que lo Lora Meredith hace en el teatro. Sarah Jane viene hacia STORE FOR RENT donde se mueve para dejar paso a Frankie que viene en profundidad. Por medio de un “espejo” percibimos a su novio que está reducido a un enano[3], pero que se distingue de entre las sombras. Sarah jane está a la derecha y la vemos en plano americano, por medio de los pasos de Frankie ésta voltea para encontrarse con él mientras por que sonido no diegético inicia la música de jazz, que es el alma de los negros. Acompañamos a Sarah Jane con una panorámica de izquierda a derecha quedando encuadrada de espaldas a cámara y de frente a Frankie, mientras un coche los distrae y predominan los carteles de LIBERTY y DRIVE IN. El color amarillo de Sarah Jane de inocencia desmesurada queda expuesto a la confrontación de un azul de Frankie que es la oposición según Goethe del amarillo.

Douglas Sirk los mantiene en plano general, hasta que existe el punto de inflexión marcado por Frankie, que dice: “podemos hablar aquí”, Sarah Jane le dice que está teniendo problemas en casa y ante esto hay una  progresión de plano general a plano corto de conjunto, en medio de ambos los separa las farolas en profundidad de campo. Las farolas asimilan al astro lunar que nos envuelve en la nocturnidad de la que es aparentemente dueña Sarah Jane, Frankie cuyo color según Goethe nos indica privación, oscuridad, debilidad, suavidad, frío, distancia y ante ello pierde energía con el negro[4]. Frankie porta una camisa blanca y es rubio, es más allegado al astro solar, es característico del héroe diurno-solar. Es la dualidad entre su color que podría ser débil, suave y oscuro, con su camiseta blanca y su rubia cabellera, en contraposición de lo que es Sarah jane; cabellera negra y vestido amarillo. No está de más decir que en la ordenación cósmica, la luna es considerada en cierto modo como una duplicación del sol, minimizada, pues si éste vitaliza a todo el sistema planetario, la luna sólo interviene en nuestro planeta. Por su carácter pasivo, al recibir la luz solar, es asimilada al principio del dos y de la pasividad o lo femenino. [5]  Sarah Jane es ahora quien queda minimizada por Frankie y no al contrario, el que antes era débil por su “raza” y por su presentación como casi minimizado al venir caminando para encontrarse con Sarah Jane, ahora cobra fuerza. La Luna se asocia a la imaginación y a la fantasía, como reino intermedio entre la negación de la vida espiritual y el sol fulgurante de la intuición.[6]

Es importante destacar lo que menciona Gilbert Durand :

La luna está indisolublemente unida a la muerte y a la femineidad, y precisamente a través de la femineidad llega al simbolismo acuático.[7]

Es por ello que Sarah Jane caerá en sus propias redes lunares y se derrumbará al agua por la fuerza provocada por Frankie quien al contrario de lo que dice Goethe, en vez de perder fuerza por la negrura de la piel que avergüenza a Sarah Jane, coge fuerza y asciende como un héroe solar y vigoroso para darle una golpiza moral.

Sarah Jane caerá irremediablemente en el agua, se hundirá siendo presa de su propia actitud ante su dualidad. Con esto es interesante la conexión que nos dice Gilbert Durand sobre la sobredeterminación de la temporalidad sangrienta y nocturna por el gran esquema de la caída, que transformará la sangre femenina y ginecológica en sangre sexual, o más precisamente, en carne con sus dos valoraciones negativas posibles: sexual y digestiva. Es por ello que Sarah Jane cae y con su declive en las aguas negras, se trataría de un augurio de lo que llegaría a convertirse en un futuro no muy lejano.

Sarah Jane haría cualquier cosa por estar con Frankie, así se lo deja claro cuando quiere escapar con el a New Jersey, “no es una mala idea” dice Frankie y se recarga en un espejo quedando Sarah Jane aparentemente fuera de campo, pero le vemos por medio de un espejo y a través de una panorámica de derecha a izquierda, quedando ésta con el reverso de las imágenes DRIVE IN y LIBERTY apuntándole, a la vez que la palabra BAR encima de ella. Douglas Sirk los encuadra divergentes a la vez que convergen, es una simulación a la “realidad” ficticia de la que se nos plantea, es la imitación de la vida de Sarah Jane. Frankie solo quiere saber una cosa y  cuando le pregunta si su madre es una “maldita negra” es entonces cuando se mueve la cámara de izquierda a derecha, hace un movimiento frenético, poniendo el concepto de motion- emotion del que nos habla Douglas Sirk, hay que mover la cámara por algún sentido, no simplemente porqué si.

Douglas Sirk le encarga a su fotógrafo Rusell Metty que escriba con la cámara, quedando así encuadrados, Sarah Jane y Frankie, en el mismo sentido del espejo, en plano corto y con las farolas en profundidad. Es aquí cuando la música comienza a ser más “dramática” y Sarah Jane está preocupada, no le contesta y Frankie se siente indignado porque Sarah Jane le había engañado todo este tiempo. El hecho de pensar que había besado a una negger le desagradaba del todo a Frankie. Sarah Jane no lo afirma ni niega, simplemente dice que no existe ninguna diferencia si éste le ama, sin embargo; a Frankie le importa lo que hablan a sus espaldas, ambos siguen encuadrados en conjunto hasta que Sarah Jane niega su realidad quedando Frankie de espaldas y ella de frente en un plano de conjunto, Frankie, a la izquierda, le pregunta directamente si es negra y Sarah Jane, a la derecha, lo niega y le responde que es igual de blanca que él. Frankie no le cree y le da una bofetada diciéndole que miente. Douglas Sirk rompe con el plano y pasamos a ver a Frankie encuadrado en plano americano quedando detrás de él el espejo que tiene como protagonista a Sarah Jane, es como si tratase de un fuera de campo, pero que vemos a través de su contrario quien en este caso es el joven rubio estadounidense intolerante ante los negros, el icono de las aspiraciones nacionalistas de su época.

La música está cada vez más frenética, es el ritmo de los negros. Sarah Jane está en su escenario y Frankie baila con ella, le da una paliza tanto física como moral.

Sarah Jane sigue negando ser un negra, mientras camina al fondo donde Frankie la golpea. Los vemos a través del espejo de FOR RENT  y de la idea de la pared y las cajas como abandono. Ante esto Douglas Sirk hace una progresión de Frankie golpeando a Sarah Jane dejando a ésta última sin cabeza es decir; la descabeza por el hecho de negar su ser, quedando totalmente anulada.

Las florecitas naive de su vestido son estrujadas por el puño de Frankie, quien la sostiene del pecho quedando nuevamente expuesta y de espaldas al DRIVE IN del cartel que Douglas Sirk ha pensado a propósito de la situación. También queda expuesta a un contendedor de basura, que había estado en profundidad junto con las farolas anteriormente. La sombra de Frankie queda doblemente expuesta a anular a Sarah Jane.

Como el Sol es la luz espiritual, la sombra es el “doble” negativo del cuerpo, la imagen de su parte maligna e inferior. Frazer ya indicó que es frecuente que el primitivo considere su sombra, o su imagen en el agua o en un espejo, como su alma o una parte vital de sí mismo.[8]

El sol, Frankie, no se había mostrado violento al principio, hasta que le pregunta a Sarah Jane sí su madre es una negra, éste ante su “doble” negativo con el que pierde fuerza mezclándose[9]  no tolera que le mientan y mucho menos en su cara, el chico vital, el héroe que Douglas Sirk hace que le de una paliza y anule a Sarah Jane, no es porque quiera ponerlo como un chico malo o que no sepa lo que hace, sí no que Sirk no juzga a sus personajes simplemente los deja vivir y sí tratan de imitar a la vida lo pueden hacer a través de un espejo cuya proyección es de su otro contrario.

 Es interesante destacar que dentro del concepto de conciencia social, el hecho de no juzgar a los personajes, sino simplemente dejarlos ser como Douglas Sirk expone:

Intenté convertirla en una película de conciencia social, no sólo de conciencia social blanca sino también negra. Blancos y negros llevan todos una vida de imitación… Hay una expresión maravillosa en inglés: Seeing through a glass darkly (ver  a través de un espejo confusamente). Todo, incluso la vida, está inevitablemente alejado de ti. No puedes alcanzar, ni tocar, la realidad. Sólo ves reflejos. Si tratas de atrapar la propia felicidad, tus dedos sólo encuentran el cristal. No hay esperanza.[10]

Precisamos tres planos que se dividen en: plano de Sarah Jane siendo golpeada de frente, contraplano de ella misma de espaldas y volvemos a plano frontal sosteniéndose en su caída en las cajas abandonadas suplicándoles de alguna forma que la acojan, Sarah Jane cae en el agua que la mancha, son unas manchas negras morales, le muestran como es ella realmente y la paliza que le ha dado Frankie es simplemente lo que obtendrá imitando a la vida.

Douglas Sirk  emplea un movimiento descendiente de cámara hacia Sarah Jane, luego la corta, y  por medio de un ángulo picado la sostiene en el suelo de espaldas para luego por movimiento ascendente encuadra a  Frankie alejándose. He aquí lo que le llama motion- emotion, se va con él que ha sido el héroe moral de éste momento, y cuando voltea a ver como la ha dejado, la vuelve a encuadrar ahora frontalmente en sus dominios de aguas tenebrosas.

Es importante destacar que los años 50´s era una época muy difícil para los afro americanos, los prejuicios raciales aún en Nueva York y sobre todo cuando Annie nos dice que de donde vienen nunca podrían haber sido felices.

Sarah Jane niega ser negra como siempre lo ha hecho, quedando encuadrada en un ligero ángulo picado, arrinconada entre dos cajas que la acogen no por su color de piel, sino porque no son humanos. Frankie se va con su sombra proyectada, a la vez que la del contenedor de basura que podría inferir que Sarah jane ha obtenido lo que se merece, igualándola como basura o white trash. Frankie da la vuelta en la esquina y la música  termina al momento en que Sarah Jane trata de levantarse con el agua escurriéndole en su negra cabellera y en su rostro demacrado, rindiéndose ante sí misma y cayendo en la oscura agua de espejo.

En un sentido general, los cabellos son una manifestación energética. Su simbolismo se relaciona con el del nivel; es decir, la gran cabellera, por hallarse en la cabeza, simboliza fuerzas superiores, mientras el vello abundante significa un crecimiento de lo inferior.[11]

El vello abundante lo podemos ver cuando en sus brazos se refleja un abundante vello teñido por cuestiones estéticas pero a la vez dado nuestro entendimiento lo hemos planteando de la forma en que Sarah Jane no crece por ser blanca, sino que es negra siendo blanca y siempre será inferior no por el hecho de rehuir de su realidad, sino porque decrece como persona y como conciencia.

Sarah Jane una vez hundida y derrotada se sumerge en el fango de la perdición, sin olvidar siempre que esta imitando algo que no es, engaña a los demás por su exterior.

Sarah Jane termina bailando en HARRY´S CLUB, tal y como el inevitable destino de una chica que antes había sido golpeada a ritmo de jazz en una STORE FOR RENT, ahora baila en un club donde su madre va y la busca para decirle que aún la ama.

Fotograma 8. Sarah Jane frente  STORE FOR RENT, preámbulo a lo que ella misma se expondrá.

 

 

Fotograma 9. Plano medio corto de Frankie y Sarah Jane cuando ésta le dice que ha tenido problemas en su casa. El punto de fuga es muy interesante en esta composición, por la aparente iluminación lunar de las farolas y de la misma luna.

 

  

Fotograma 10.  A través del espejo vemos a Sarah Jane que le habla a Frankie. Éste se encuentra posicionado lateralmente a la cámara.

Fotograma 11. Frankie empieza a golpear a Sarh Jane, lo vemos a través del espejo que está colocado a la inversa, es decir; frente a la situación. Al fondo el letrero de DRIVE IN invertido  y FOR RENT enmarcando a Sarah Jane que sufrirá de una golpiza moral.

Fotograma 12. Frankie estruja las florecillas del vestido de Sarah Jane. Quizás Douglas Sirk quería exponer la pérdida de la inocencia de Sarah Jane, ya que a partir de ahora, ésta irá a bailar a clubes nocturnos.

Fotograma 13. Sarah Jane derrotada en el agua, se mancha con el fango que le hace ser realmente lo que es, es decir; ennegrecerse o ensuciarse. Frankie le ha dado una paliza por querer ser lo que no es.

 

 


[1] Von Goethe, Johann Wolfgang, Teoría de los colores. Consejo general de la arquitectura técnica de España. Madrid, 1999, pág. 26,27.

[2] Cirlot, Juan Eduardo, Op., cit., pág. 324.

[3] Sería interesante destacar el concepto de Gulliver dentro las estructuras místicas de Gilbert Durand. En este caso Frankie al principio es reducido por Sarah Jane en dicha composición, para terminar enaltecido por medio del resurgimiento del héroe solar, que se va en profundidad hacia su victoria después de la golpiza moral que le da a Sarah Jane.

[4] Von Goethe, Johann Wolfgang, Op, cit., pág. 27.

[5] Cirlot, Juan Eduardo, Op, cit., pág. 291.

[6] Ibidem.

[7] Durand, Gilbert, Op, cit., pág. 106.

[8] Cirlot, Juan Eduardo, Op, cit., pág. 424.

[9]Hablamos sobre Goethe y  la mezcla del color azul con el amarillo

[10] Halliday, Jon, Op, cit, pág.179.

[11] Cirlot, Juan Eduardo, Op, cit., pág. 118.

[9]Hablamos sobre Goethe y  la mezcla del color azul con el amarillo

[10] Halliday, Jon, Op, cit, pág.179.

[11] Cirlot, Juan Eduardo, Op, cit., pág. 118.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s